miércoles, 13 de junio de 2012

Tarta en el Jardín


Un rincón de Madrid que tenía muchas ganas de conocer está en el número 13 de la calle de de San Mateo, en en barrio de Malasaña. Y es un rincón con todas las letras, porque se abre una vez has pasado la tienda del Museo del Romanticismo, convirtiéndose en una sala más del mismo, aunque no con tanta historia.

El Café del Jardín ocupa el pequeño patio que conserva este palacete romántico. Una terraza con encanto que busca su espacio dentro del edificio gracias a un corto pasillo, con dos filas de mesas (una a cada lado) y la barra al final. Domina el blanco pero deja el protagonismo a los espejos dorados y el verde salpicado de hortensias que inunda el propio jardín. Fuente incluida. No es una de las terrazas del verano, de éstas que están de moda y que llenan los blogs de aquellos que recorren la ciudad en busca del sitio del momento. Pero puedes sentirte un poco más burguesa pasando una página tras otra de tu libro mientras desayunas o meriendas. Y si no te has llevado ese libro, puedes coger prestada una de las revistas que te ofrecen en la mesa redonda que está junto a la barra. 

Una carta de dulces y salados, con precios asequibles y no muy complicada. Mi madre y yo fuimos a tomar un café después de una larga mañana de compras y una hora de visita al Museo. Queríamos regalarnos una tarde en el Jardín, que ya nos gustaría tener como propio. Sólo probamos lo dulce y aunque se limita a cookiesdonutscroissants y la "tarta del día", escogimos esta última y acertamos. Los cafés y tés, por cierto, tienen denominación de origen. Si es que eso existe. Nos quedamos con un brasileño de los primeros, no muy fuerte. Riquísimo. 

Y puedes ir con tus amigas, los nuevos colores de pintauñas que has comprado para el verano, porque te cuesta decidir con cuál quedarte y probároslos todos. Con tu madre, como hice yo, para hablar de la vida en general o incluir a tus tías y llevarte la revista de los miércoles, el HOLA.








4 comentarios:

Anónimo dijo...

Deliciosa tarta y rincón súper agradable, fuera del mundanal ruido

Marta dijo...

Nos faltó capturar a los pájaritos jaja, o el VOGUE de Junio!

Maria (Madrid y yo) dijo...

Un oasis :)
Acabo de descubrir el blog, directo a mi google reader!

Marta dijo...

Muchas gracias María, por lo que veo, tú también lo has descubierto hace poco...

A ver si me animo yo a empezar uno tan chulo como el tuyo :)